Eports Ample de Banda i Internet

CAT | ES


Los arroceros salvan la cosecha de arroz en el Delta pero la merma de la producción se acercará al 30%

Los cultivos más cercanos al mar sufren importantes pérdidas por la salinidad y las restricciones del riego

Publicado el15/9/2023

Los arroceros salvan la cosecha de arroz en el Delta pero la merma de la producción se acercará al 30% | EbreActiu.cat, revista digital de ocio activo | Terres de l’Ebre...


La restricción del riego, con poco más de la mitad de la concesión habitual, el calor y las excesivas noches tropicales, la falta de productos contra las malas hierbas e incluso alguna granizada hacían prever una campaña catastrófica en el cultivo de arroz del delta del Ebro. Aún así, los agricultores han logrado contener la merma de la producción que, de media, será de cerca del 30%, un 20% en el hemidelta izquierdo y sobre un 35% en el derecho. Los cultivos más cercanos al mar han sufrido mucho por la salinidad y la falta de agua dulce y las pérdidas serán graves, incluso con campos que no se segarán. El precio se mantendrá alto, como el año pasado cuando se incrementaron notablemente (cerca de 400 euros/tonelada) para compensar costes de producción disparados.

Los arroceros del delta del Ebro se encuentran en plena campaña de la siega del arroz, este año iniciada temprano, a mediados de agosto, por las altas temperaturas. Es la campaña "más difícil y complicada" de los últimos años porque ha sido necesario improvisar, probar, testar cómo gestionar el agua dulce y poder llegar al final de la campaña con esperanzas. La CHE (Confederación Hidrográfica del Ebro) recortó la concesión del riego a la mitad, una decisión que pilló a los agricultores con el trabajo previo a la siembra hecha y con muchos cultivos sembrados en seco, una metodología cada vez más extendida. Había poco margen de maniobra con el gasto realizado y se salió adelante.

Aunque las pérdidas y la merma de producción es desigual en las diferentes zonas del delta del Ebro, las cooperativas arroceros prevén una bajada media de cerca del 30%, por lo que la producción de arroz se podría quedar sobre las 90.000 toneladas, aproximadamente. "Nos saldremos mejor de lo que pensábamos", ha reconocido el presidente de Arrossaires del Delta del Ebro, Jordi Casanova. La cooperativa prevé un bajón de la producción del 20%.

En el hemidelta derecho se ha sufrido un poco más, como ha reconocido Marcel Matamoros, presidente de la Cámara la Arrocera del Montsià. Si las variedades más tardías, como la JSendra, no lo mejoran las pérdidas irán entre el 30 y el 35%, aunque hay zonas, las más litorales y próximas a las balsas deltaicas, donde se prevé "un desastre" y ha cultivos "que no se segarán". Algunos arroceros incluso fanguearon antes de agosto viendo que la planta no prosperaba, y "no valía la pena" llegar a su fin.


Cambio climático y sequía

A ambos lados del Ebro, se han sufrido excesivas noches tropicales y altas temperaturas todo el verano (que no dejan "descansar la planta", se estresa con el calor y muere; la batalla contra las malas hierbas, en la que el sector sufre por las limitaciones de fitosanitarios mientras cuesta mucho (tiempo y dinero) para encontrar alternativas, y alguna granizada que ha acompañado las escasas lluvias de este verano y que ha afectado a unas mil hectáreas de arrozales en la derecha del Ebro.

También han compartido la restricción y limitación de la concesión del agua de regadío, pero la estrategia de los cortes intermitentes que se aplicó a la derecha ha castigado más a los cultivos más costeros de este hemidelta. Pese a las ayudas que puedan llegar, si no llueve, la situación de cara a la próxima campaña se complica mucho más. "Debe llover mucho este invierno para poder afrontar una campaña en condiciones normales", ha alertado Matamoros. "Es una situación que no puede continuar, es decir, hace falta agua ahora para que vaya bajando esa salinidad", ha añadido Casanova.


Agravada la plaga del caracol

Lo que también preocupa de cara a la próxima campaña es la plaga del caracol maçana. Con los sistemas de reaprovechamiento del agua de los desagües se han dado preocupantes pasos atrás en el control y contención de esta especie invasora que arrasa con la planta del arroz. Ahora confían en que las aportaciones extra de recursos para saponinas con las que se combate la plaga permita "controlar" la situación.

También en el hemidelta derecho donde estaba contenido y confinado en unas pocas hectáreas, no descartan que se haya extendido. También a causa de las inundaciones de principios de septiembre. "Desgraciadamente, estamos viendo que hay campos nuevos que están apareciendo caracoles y estamos detectando que se ha esparcido un poco más", ha contado el presidente de la Cámara Arrocera del Montsià. "Me consta que la comunidad de regantes está revisando el canal y algunas zonas", añadió.


Menos oferta, precios al alza

En cuanto a los precios del arroz, la previsión es que se mantengan similares al año pasado, sobre unos 400 euros por tonelada o incluso algo más. Como señalan desde las cooperativas ebrenses, en Andalucía la producción volverá a ser mínima, por tercer año consecutivo, y Extremadura producirá sobre un 40%, por lo que "una parte y media" de la producción española "desaparece" y cae el oferta y "falta arroz".

El año pasado, con un contexto similar y unos costes de producción disparados se pagó mejor el fruto. "Este año serán más o menos iguales, que realmente haya unos precios coherentes para que arrastremos la problemática del pasado año". Algunas variedades, como el arroz bomba que tiene el cultivo "menguado", podrían tener incrementos de precio importantes.


Per: ACN

Foto: EbreActiu

comparte